fbpx

El Círculo

“Nada es tan poderoso como una idea cuyo momento ha llegado”.

Víctor Hugo.

 

 

Hace meses que ronda por mi cabeza una idea loca. Tal vez no tanto, pero a mi en este momento me lo parece.

Una idea de proyecto al que le doy vueltas hace tiempo y que hasta ahora no había visto o encontrado el modo de materializarla.

Una idea es algo sagrado. Muchas, es cierto que se quedan en ideas, una especie de ente inmaterial que nace y muere en tu propia cabeza.

Otras, y seguramente sea así por el concepto mágico de las ideas que explica Elizabeth Gilbert en Big Magic, te las quedas.

No siempre ocurre la magia, pero a veces una idea llega, te emociona, te remueve y se queda contigo. Te acompaña hasta que consigues darle forma, sacarla del contexto de tu cabeza.

De momento, a esta idea que hoy quiero compartir contigo, le he puesto el nombre de EL CÍRCULO, y ahora te cuento porqué, y es una propuesta en formato Beta que me gustaría poner en marcha a tu lado, si te apetece unirte.

Por eso te escribo. Porque he preparado un pequeño formulario para que me ayudes a terminar de decidir si esta idea que para mi es maravillosa puede serlo también para ti y te gustaría formar parte.

 

 

La idea es la siguiente.

El CÍRCULO es una reunión de mujeres, como máximo 6, que durante un mes (o mes y medio) se reunirán 1 vez por semana para ahondar en su marca. Una preparación para lanzar su proyecto, transformar la comunicación de su marca o transformar su propio negocio.

Siguiendo la línea de las sesiones íntimas, en las que acompaño a mujeres emprendedoras de manera individual, la idea es reunir a un grupo de mujeres dispuestas a metamorfosear su proyecto, alinearlo con quién verdaderamente son y diseñar una propuesta a su medida.

El propósito de EL CÍRCULO es que después de nuestro recorrido juntas cada una de las participantes sea capaz de encontrar su propia voz y mostrar su talento y creatividad a través de su marca.

Estoy enamorada de la idea de reunir a mujeres con un mismo propósito porque cuando se comparte sabiduría, inquietudes, anhelos, valores, se afronta en grupo aquello que somos y escuchamos a las demás, conseguimos crear un espacio mágico en el que es más fácil el crecimiento y la transformación.

Un CÍRCULO promueve nuestro compromiso, alienta nuestros anhelos más profundos de una manera asombrosa.

Los círculos de mujeres han sido a lo largo de la historia agentes de cambio, semillas de transformación y gérmenes de metamorfosis bellísimas. Los círculos, y han existido y existen miles, son capaces de cambiar el mundo desde la espiritualidad y vida interior.

Como dice Jean Shinoda Bolen en su libo El millonésimo círculo que me leído este fin de semana, y que como ves ha sido el detonante para escribirte este correo, “cuando un número decisivo de personas transforma su actitud o su comportamiento, la cultura en su totalidad se transformará”.

Mi propósito con EL CÍRCULO no es cambiar el mundo entero sino el tuyo. Acompañarte para diseñar la marca que deseas porque todo empieza en ti.

Hasta que nos comprometemos con algún proyecto solemos tener dudas al respecto, vivimos llenas de incertidumbre, pero en el momento que aceptamos nuestra propia decisión y trabajamos para alcanzarla, las cosas suceden sin necesidad de hacer demasiado esfuerzo.

Una vez la decisión está tomada empezamos a recorrer el verdadero camino. Y cuando lo hacemos en grupo, en reunión con otras mujeres comprometidas el resultado es muy poderoso.

Como dice W.H. Murray en su obra La expedición escocesa al Himalaya, “Todo aquello que eres capaz –o que sueñas que eres capaz- de hacer, hazlo ya. La audacia entraña genio, poder y magia. Empieza a hacerlo ahora mismo”.

Y este es nuestro “ahora mismo”.

 

¿Te apetece compartirlo conmigo y con otras mujeres comprometidas?

Te dejo un formulario muy sencillo, no te ocupará más de 3 minutos, para conocer tus inquietudes y seguir avanzando en el trayecto circular que acabo de arrancar.

¡Gracias por estar aquí!
Un abrazo enorme,
María